Cultural Tempestades

Asociación Cultural Tempestades – Fundada en 1990

La Asociación Cultural Tempestades con CIF n° G-79828679, inscrita en el Ministerio del Interior Reg. N/c. N° 96633/ Reg. Prov. N° 10.929 y en el Ministerio de Cultura INAEM/ A 103/91 “TEMPESTADES” Reg. en SGAE, es una entidad sin fines de lucro, reconocida por el Ministerio de Economía de carácter e interés social, por decreto 2028/1985, expediente B9/91. Que ha colaborado con UNICEF España y Ayuda en Acción.

La Asociación Cultural Tempestades, convencida de que el estudio profundo de la literatura sólo puede hacerse leyendo y comentando obras literarias, aporta, con su espectáculo TEMPESTADES y las actividades que genera dicho evento, su granito de arena al titánico esfuerzo de todos por despertar, en los jóvenes, el gusto por la tarea creativa de la lectura y el comentario de textos.

Tratamos que el joven descubra que la literatura es un diálogo con cada autor que te da lo mejor de sí. Puedes identificarte o no, aprender a ver otros estados anímicos diferentes, cuestionarte por el sentido y la razón de las cosas potenciando una mente abierta y despierta que sepa no sólo pensar bien y mejor sino también saber manifestar los sentimientos.

El espectáculo TEMPESTADES educa la sensibilidad de sus espectadores, consigue acercar al joven a la lectura y, gracias a ello, una mayor libertad de espíritu.

Esta obra es vista, ni más ni menos, por 50.000 estudiantes al año, de todos los puntos de España. Desde el principio, el joven se siente atrapado, la obra cuenta con una organización especial para conseguir esta reacción. Al comienzo se realiza, en el escenario, un juego de luces, sonido y efectos especiales sencillos pero certeros; posteriormente un hombre sale de las sombras y las tinieblas y comienza a transformarse en un anciano, más tarde en un emperador loco como Calígula y en doce personajes más. Sin poderlo evitar, el joven se deja hipnotizar, y durante dos horas no puede desprenderse de todo lo que se desarrolla frente a él.

También cuenta con breves intervalos musicales en los que el espectador puede hacer comentarios y relajarse.

A diferencia del cine, el teatro es participativo y gracias a que es en vivo y en directo, los jóvenes pueden participar en cualquier momento de la obra. Estamos seguros de que los jóvenes se pueden comprometer con la realidad. Gracias a los grandes literatos y a la fuerza de este único actor, los jóvenes vibran, lloran, ríen y salen con el corazón más lleno y con el alma más sabia. Toda la obra está precedida por una introducción adentrándolos en lo que verán y en la experiencia que van a vivir. Se potencia el respeto, la unión y la apertura que se debe tener en el teatro, en el que no cabe distracción sino vivencias. Se hace alusión a que el Teatro, una de las Artes más antiguas, enseña una forma de vivir diferente.

Como punto final, se establece, posterior a la obra, un coloquio con el actor, que no es obligatorio pero muy interesante ya que los jóvenes intercambian con el actor sus puntos de vista.